ANONYMOUS

Febrero 2022. Rusia invade Ucrania para manifestar su poder y ferocidad. Nadie pensaba que se produjese una tercera guerra mundial pero la situación está al límite.

Políticos de distintos países mantienen entrevistas con Vladimir Putin para hacerlo recapacitar, pero éste se muestra esquivo y arrogante. No tiene por qué dar explicaciones.

Cuando la televisión plasma en las noticias las imágenes de un hospital de maternidad bombardeado, los límites de resistencia al horror se traspasan.
Anonymous una comunidad virtual de internet amenaza:
―Estamos en todos los lugares: en tu mesa, en tu dormitorio, en tus transferencias… Os vigilamos muy de cerca. ¡Ciberguerra a Putin! ―declara.
Su nombre es el pseudónimo utilizado por un colectivo de internautas para realizar acciones cibernéticas justicieras. Entre ellos son desconocidos, pero tienen intereses afines. Se identifican mediante alias.

Águila controla el espacio aéreo. Le satisface vigilar los vuelos. Es capaz de introducirse en las cabinas de controladores para intervenir en los mensajes a los capitanes y permisos de aterrizaje. Si él quiere puede montar un buen lio en el aire.

Serpiente es amante del sistema ferroviario. Esos gusanos que se ven desde lo alto avanzando por doquier. Él sabe cómo redireccionar las vías de los trenes para cambiar su itinerario. Se ofrece para que no lleguen suministros al ejército ruso.

Sus objetivos son alcanzados desde el interior de sus búnkeres mediante ciberataques. No se manchan de sangre ni cogen un bolígrafo.

El grupo de hackers NB65 vinculado a Anonymous ha reivindicado la intrusión en la televisión y la radio rusa. La población está siendo engañada en las noticias.

El NA56 ha copiado casi 1000 gigabytes de información con: acuerdos, transferencias, secretos de oligarcas… ―ha publicado Anonymous en Twitter.
―Pero… ¡no vamos a usar eso! No. ¡Va a ser peor! ―intimida.

 

Hay más de cincuenta conflictos armados en la tierra. Es hora de pasar a la acción.
Se ha presentado en Anonymous el grupo denominado Los Cuatro Elementos. Saben que de ellos depende la vida en el planeta.

Sol se erige como representante del fuego. Se ofrece para controlar la energía eléctrica.

Agua se enorgullece de ser quien da la vida. La da o la quita. Vigilará la red de agua potable, los embalses y las vías de saneamiento.

Aire quiere que el planeta permanezca limpio de emisiones nocivas. No va a tolerar misiles ni armas atómicas. Todas las guerras lo perjudican.

Tierra se define como mujer. Ella es la madre y coordinará acciones para frenar a quienes la perjudiquen. Las emisiones químicas de que ha tenido conocimiento en la guerra de Ucrania han hecho que se subleve.
Los Cuatro Elementos preparan una ofensiva.

Sol cortará el suministro eléctrico. Se puede vivir sin enchufes. Pero las comunicaciones tendrán que volver a ser con palomas mensajeras. Putin no podrá dar órdenes directas.

Agua suministrará abastecimiento únicamente en los caños públicos. Tendrán que ir a las fuentes con cántaros. Nadie morirá por ello, pero el pueblo ruso renegará de la situación a su líder y seguramente se enfrentará a él.

Aire bloqueará las puertas de los almacenes de bombas.

Tierra impedirá que los ejércitos reposten combustible. Así no podrán avanzar.

―Nada volverá a ser como antes hasta que no cese la guerra. Vamos a caer sobre Rusia al igual que las plagas en Egipto ―advierte Anonymous en televisión, facebook, twiter y correo electrónico. ―Asimismo, deben finalizar todos los demás conflictos o sufrirán las mismas consecuencias ―añade.
Agosto 2022. Sol realiza el gran apagón. Empieza el Agosto Negro. Durante el día con un astro radiante no se aprecian los efectos, pero las neveras y congeladores dejan de funcionar; la comida se estropea.

La gente va a los bancos a por dinero para comprar y las entidades no disponen de cajeros hábiles. Todas las cuentas están bloqueadas porque desconocen sus saldos. El sistema de recuperación de datos también se conecta a la luz. Han de volver al lápiz y papel.

Ahora los oligarcas son pobres y los labradores que tienen alimentos son los afortunados. En pleno siglo XXI han retrocedido al XIX cuando Thomas Edison inventó la luz eléctrica.

Putin no puede organizar a sus ejércitos mediante teléfono, radio, telégrafo y al mismo tiempo, sus calles se van llenando de manifestaciones desde los cuatro puntos cardinales. En el Kremlin no cabe ni una aguja. Es inminente abandonar su intento de dominar Ucrania porque tiene al país excitado y enfurecido.

Comienza otra revolución bolchevique. Deben convocar elecciones y destituir a su líder.

Ha llegado la “Dictadura de la Paz” y está en manos de pseudónimos anónimos.

Ahora los políticos organizan sus naciones, pero si algún mandatario se extralimita sabemos que alguien le pondrá término.

Hemos basado tanto nuestras vidas en el sistema eléctrico que nadie quiere prescindir de esta energía ni del agua corriente.  La situación parece buena, pero… ¿quién vigila al vigilante?

Playa de Gandía, 25 de abril de 2022

Año de la invasión de Ucrania/

Mari Carmen de la Muela

 

 

SI QUEREIS ESCUCHAR EL RELATO…