El equipo dirigido por Víctor Rubio Estarlich controló el encuentro hasta el último cuarto en que el equipo local forzó la prorroga donde el equipo gandiense hizo justicia en el marcador.

 

 

Dijo Víctor Rubio al término del partido: » Victoria en Paterna muy sufrida, como van a ser todos los partidos, ya lo decíamos antes de empezar la fase. Hoy un partido muy competido, muy complicado, donde hemos tenido la posibilidad de cerrar el partido mucho antes, pero un malísimo último cuarto nos condenó a la prorroga».

Cabe destacar, a juicio de nuestro corresponsal Paco Rubio, la brillante actuación de nuestro mítico Shay Miller.

Ahora en casa, probablemente el domingo en el Pabellón Municipal de Gandia, el equipo local juega contra el campeón de la fase regular, el Alginet.

Todos los años la gran mayoría de los jugadores del Gandia van cambiando, pero debemos destacar  que el equipo manteniendo sus bases, da lucha en todos los encuentros que disputa. Y ese es un mérito de todo el equipo por trabajar en esa dirección:  -trabajar en  equipo-.

 

Fotografías: Paco Rubio, corresponsal de RTG