Acabo de resolver un pequeño problema con un banco gracias a la señorita eficiente y simpática que me ha atendido. Un pequeño problema como es que te cobren 6 euros de mantenimiento (o como quieran llamarlo) que nunca habían cobrado y que lo hacen desde hace unos cuantos meses.

Y digo yo: pongamos que las cuentas normales, las que tenemos casi todos, tengan una media de 1.000/1.500 euros de saldo o algo más, multiplicado por los miles de usuarios que somos dará una bonita cantidad que el Banco está utilizando para sus negocios e inversiones. ¿Alguien que no sea accionista recibe un céntimo por esas inversiones que se supone son rentables ya que en teoría son los banqueros los expertos en hacerlas?

No, ¿verdad? Sin embargo, tienen la desfachatez de cobrarnos por tener nuestro dinero a su disposición. Algo así como que yo te dejo dinero a ti y además me cobras por dejártelo.

Hemos pasado, sin ninguna explicación, de recibir un % pequeño, eso siempre, pero que se agradecía, a no recibir nada y últimamente a pagar por tener una cuenta.

¿Cómo es posible que con esas condiciones “abusivas” y ganando las cantidades anuales que ganan, el Estado tenga que “rescatarlos” o lo que es lo mismo, tengamos que volver a pagar sus errores o sus sueldazos astronómicos, los mismos explotados de siempre?

Hay situaciones que nunca entenderé, pero ¡tranquilos! Seguro que sus altos cargos SÍ.

 

María A. Mantecón